FASIPP en la CGT - Salón Felipe Vallese
Acto de Reafirmación del Derecho a la Sindicalización de los Trabajadores Policiales y Penitenciarios Argentinos - Buenos Aires, 28 de Setiembre de 2015.
IX Congreso Nacional FASIPP
Sesionó bajo el lema "Por una FASIPP fedeal al servicio de los trabajadores" - Ciudad Evita (Buenos Aires) 29 de Setiembre de 2015
FASIPP en la CGT - Salón Felipe Vallese
Acto de Reafirmación del Derecho a la Sindicalización de los Trabajadores Policiales y Penitenciarios Argentinos - Buenos Aires, 28 de Setiembre de 2015.
FASIPP en la CGT - Salón Felipe Vallese
Acto de Reafirmación del Derecho a la Sindicalización de los Trabajadores Policiales y Penitenciarios Argentinos - Buenos Aires, 28 de Setiembre de 2015.
IX Congreso Nacional FASIPP
Sesionó bajo el lema "Por una FASIPP fedeal al servicio de los trabajadores" - Ciudad Evita (Buenos Aires) 29 de Setiembre de 2015
FASIPP en la CGT - Salón Felipe Vallese
Acto de Reafirmación del Derecho a la Sindicalización de los Trabajadores Policiales y Penitenciarios Argentinos - Buenos Aires, 28 de Setiembre de 2015.

 
Buenos Aires - En un fallo dividido, la Corte Suprema de la Nación negó una reparación agravada a la familia de un oficial.
 
La Corte Suprema de Justicia confirmó hoy una sentencia de Cámara por la que se había rechazado la demanda de daños y perjuicios contra la Policía Federal de la esposa e hijos de un suboficial retirado de esa fuerza, a raíz de la muerte de este como consecuencia de las heridas recibidas en un enfrentamiento con delincuentes.
 
La decisión tuvo tres votos a favor –Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz, mientras que Elena Highton de Nolasco y Horacio Rosatti votaron en disidencia, informó el portal del Centro de Información Judicial (CIJ).
 
Para decidir de ese modo, los jueces Lorenzetti y Maqueda consideraron que el caso era similar al del precedente "Leston", resuelto en 2007, en el que la Corte estimó aplicable a estos supuestos la doctrina del fallo "Azzetti", dictado en 1998.
 
En ese aspecto, el mismo establece, a diferencia de los casos en que la lesión reconoce un origen típicamente accidental, que las normas del derecho común no resultan aplicables cuando la lesión es el resultado de una acción bélica, esto es, una mera consecuencia del cumplimiento de misiones específicas de las fuerzas armadas o de seguridad, características del servicio público de defensa.
 
En tanto, Rosenkrantz coincidió en que correspondía rechazar la demanda pues el régimen legal que rige a la Policía Federal contempla un sistema especial de reparación para casos en los cuales uno de sus integrantes fallece o resulta gravemente incapacitado como consecuencia de enfrentamientos armados con delincuentes.
 
En este sentido, precisó que de acuerdo con las leyes 16.443, 16.973, 20.774 y 21.965 el personal policial afectado o sus familiares tienen derecho a que se los ascienda dos grados jerárquicos a los efectos del cálculo del haber de retiro o de la pensión, y a cobrar un subsidio de carácter resarcitorio según lo resuelto en Fallos 312:2382, equivalente a treinta veces el haber mensual que por todo concepto percibe el comisario general en actividad con la máxima antigüedad de servicio.
 
En cambio, Highton de Nolasco justificó su voto en disidencia al remitirse a lo que había expresado en el precedente "Aragón" de 2007, en el que consideró que no podía equipararse la situación de un gendarme herido tras tirotearse con delincuentes, que demandaba una reparación del Estado por los daños sufridos, con una situación de conflicto bélico en sentido estricto como la examinada en el caso "Azzetti", en tanto fue la Guerra del Atlántico Sur o Guerra de Malvinas el marco que le dio fundamento a este precedente.
 
 
Fuente: Centro de Informacion Judicial